sábado, 7 de mayo de 2011

LLuvia en las pestañas

"Si quieres el arco iris, tienes que aguantar la lluvia." Dolly Parton
Olía a hojas húmedas hasta que pasó por mi lado ese chico de la capucha que llevaba encima litros de esa colonia… su colonia. Y apareció de repente la imagen de su boca, su calor, y con él un escalofrío que me recorrió la espalda. Llovía demasiado para contener las ganas de llorar. No para de llover, ¡joder! Lo bueno es que las lágrimas se confunden con gotas de lluvia y el paraguas tapa los recuerdos. Me hubiera encantado cruzarme con él en ese momento y preguntarle qué coño sintió él mientras fingía morir por mis huesos. En realidad no quiero saberlo. No quiero porque yo, los días grises los llevo por dentro. Sorbo la nariz, me seco la cara con la manga y sigo mirando hacia el horizonte. Hago lo imposible para pensar en otra cosa, me pongo música y vuelven a aparecer sus ojos como si de un mensaje subliminal se tratara. Desisto. Es imposible, inevitable. Hoy no puedo. Ahora es cuando quisiera que pasara el tiempo en un segundo y saber si algún día será posible volver a sonreír bajo un cielo anubarrado.

2 comentarios:

  1. Quizás te guste...

    Muy bueno tu escrito.

    http://lagacetadeljuglar.blogspot.com/2011/05/lo-que-decia-la-lluvia-mientras.html

    ResponderEliminar
  2. Gracias, aunque no tiene nada que envidiar al tuyo, desde luego...
    Saludos! :)

    ResponderEliminar