domingo, 20 de marzo de 2011

Yo tampoco sé vivir, estoy improvisando

Ojalá crezca tanto algún día como para comprender que el destino que me sigue toma el mismo rumbo que mis
sueños.

Días largos, besos guarros
se funden sin control.

Dos vidas hacen falta para convencerme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario